¿SABÍAS QUE LA PREVENCIÓN
ES FUNDAMENTAL PARA CUIDAR TU SALUD?

Corazón saludable

¿Qué es la hipertensión arterial?

Existen determinadas variables como la hipertensión arterial o el elevado nivel de colesterol en la sangre que se asocian con enfermedades cardiovasculares (enfermedad de las arterias coronarias, accidente cerebrovascular, enfermedad de las válvulas y arritmias). Estas variables son llamadas “factores de riesgo”. Cuantos más factores de riesgo tiene una persona, mayores son sus probabilidades de padecer una enfermedad cardiovascular.

Algunos factores de riesgo son modificables con el estilo de vida o con medicamentos. Es el caso de la hipertensión arterial, la diabetes, las dislipidemias (colesterol o triglicéridos elevados), la obesidad (Índice de Masa Corporal superior a 30), el tabaquismo, el estrés y la inactividad física. Otros factores de riesgo cardiovascular, como la edad, el sexo y los antecedentes familiares, no son modificables.

Seguí estos consejos para tener un corazón saludable:

Alimentarse en forma saludable y mantener un peso adecuado ayudan a prevenir la hipertensión arterial, las alteraciones del colesterol y la diabetes. A largo plazo, la dieta saludable disminuye el riesgo cardiovascular. Por eso, incorporá frutas y verduras y consumí poca sal. Reducí las grasas animales y elegí pescado o pollo. Ante cualquier duda consultá con tu Médico de Cabecera.

Está demostrado que el estrés aumenta la frecuencia cardíaca y la presión arterial. Esto es perjudicial para tu salud cardiovascular. La actividad física aeróbica como el tai chi o el yoga reducen el estrés, reduciendo así también la presión arterial y otros factores de riesgo. Recordá siempre consultar con tu Médico de Cabecera para que realice el apto médico antes de realizar ejercicio físico.

Numerosos estudios mostraron que de 1 a 5 cigarrillos por día aumentan la mortalidad cardiovascular y las posibilidades de desarrollar cáncer de pulmón. Fumar menos siempre es menos dañino que fumar más, pero lo mejor es dejar de fumar por completo. Recordá que dejar de fumar es lo más importante que un fumador puede hacer por su salud.