PROGRAMA RESIDENCIAS CUIDADAS

MARCO NORMATIVO

En el marco de la pandemia mundial por el COVID-19, sabemos que en la gestión de crisis la acción fundamental es prevenir. Por esta razón, instrumentamos el Programa Residencias Cuidadas, un nuevo servicio de PAMI que comprende prestaciones médicas y psicosociales, la formación de equipos técnicos y el monitoreo constante de las residencias de larga estadía para asistir e informar de manera integral y permanente a familiares y referentes afectivos de las personas residentes.

El programa promueve una comunidad de cuidados que integre a todos los actores involucrados cuando se detecte un caso sospechoso en residencias de larga estadía. El marco normativo en el que se inscribe es la Resolución 2020-913 a través de la cual PAMI creó el Comité de Contingencia para el Tratamiento de Coronavirus, conformado por expertos, con el fin de monitorear la marcha de la enfermedad, activó medidas sanitarias específicas para las residencias de larga estadía.

El Programa Residencias Cuidadas se crea por resolución interna con el objetivo de garantizar el abordaje integral e interdisciplinario de la problemática que la pandemia trae aparejada en estas instituciones.

Es importante tener en cuenta que PAMI es una obra social que contrata servicios privados para la adecuada asistencia de sus personas afiliadas y, como tal, no tiene capacidad de autoridad regulatoria. Las residencias se encuentran supeditadas a las normativas jurídicas provinciales y municipales, que son las encargadas de auditar su correcto funcionamiento.

En este difícil contexto, PAMI trabaja de manera conjunta e interdisciplinaria con todas las áreas internas del Instituto así como con los gobiernos provinciales y municipales para cuidar y preservar la salud de todas las personas afiliadas.