HISTÓRICA CAMPAÑA DE VACUNACIÓN ANTIGRIPAL: MÁS DE UN MILLÓN DE DOSIS

En tiempo récord, de forma anticipada y en el particular contexto sanitario de la pandemia, PAMI aplicó más de un millón de vacunas antigripales junto a los gobiernos provinciales, municipales y el ministerio de Salud de la Nación.

En números, la actual campaña –que aún no finalizó– llegó a más personas que a lo largo de toda la campaña de 2019. Con la implementación del calendario y gracias al compromiso de todas y de todos pudimos hacerlo de manera ordenada y respetando el distanciamiento físico.

De esa manera, cumplimos con la demanda sostenida y extraordinaria en medio de una crisis económica y sanitaria de arrastre que se profundizó con el nuevo coronavirus.

Si bien la vacuna antigripal no previene el coronavirus podemos estar más fuertes para afrontarlo. Las medidas de prevención tienen que estar acompañadas por el compromiso de toda la sociedad: cuidarte es cuidarnos.

Si todavía no te vacunaste, recordá que la campaña continúa. Ahora solo tenés que llamar a la farmacia o centro de salud más cercano a tu domicilio consultando la disponibilidad de manera previa.

Las personas afiliadas de 65 años solo necesitan DNI y credencial para acceder a la vacuna gratuita. Para solicitar vacunación domiciliaria, ingresá a la sección de Trámites Online.

Cumplimos con nuestro compromiso.
Sigamos cuidándonos.

Buscador de Farmacias

Encontrá la farmacia habilitada más cercana a tu domicilio haciendo click ACÁ.

Más información

La Campaña comenzó el 25 de marzo para el personal de la salud, personas mayores que viven en las residencias de larga estadía, centros de discapacidad, salud mental y diálisis y para pacientes con internación domiciliaria. La aplicación para el resto de las personas mayores de 65 años comienza el jueves 2 de abril en 6.600 farmacias adheridas en todo el país.

Las personas mayores de 65 años y la población de riesgo.

Las personas mayores de 65 años solo necesitan DNI y credencial PAMI.

Las personas afiliadas menores de 65 años necesitan indicación médica, para lo cual se pueden comunicar telefónicamente con su médico o médica de cabecera.

Hay 6.600 farmacias adheridas. Las personas afiliadas pueden concurrir a aquellas, donde habitualmente se inmunizan cada año. Ingresá al buscador de farmacias haciendo click ACÁ

La atención domiciliaria es para aquellas personas afiliadas que presenten problemas de movilidad que les imposibilite trasladarse hasta la farmacia.

Las farmacias deben garantizar las medidas de prevención para el distanciamiento social. En este sentido, las personas deben guardar una distancia mínima de un metro y medio en la fila o, en el caso de estar sentados, deben hacerlo asiento por medio.
Además, se deben limpiar todas las superficies (escritorios, mesas, interruptores de luz, picaportes, gabinetes), objetos (teléfonos, celulares, mouse y teclados) y equipamiento (termos y heladeras) con una dilución de 10 ml. de lavandina en 1 litro de agua.

En una primera etapa, PAMI inmunizó al personal de salud, personas mayores de 65 que viven en las residencias de larga estadía, centros de discapacidad, salud mental y diálisis y pacientes con internación domiciliaria, de acuerdo con los criterios de priorización implementados por el Ministerio de Salud de la Nación.

PAMI adelantó 15 días la campaña -en un esfuerzo conjunto con el Ministerio de Salud de la Nación- para hacer frente a la situación epidemiológica mundial por la aparición del coronavirus COVID-19.

La vacuna no protege contra el COVID-19, pero las personas mayores de 65 años y los grupos de riesgo deben aplicársela para disminuir las complicaciones vinculadas al virus de la influenza que predomina en la época invernal, más aún en la actual situación epidemiológica.

La vacuna antigripal es una vacuna polivalente que contiene tres cepas de virus gripal fraccionado; la frecuente variación de las cepas hace que sea necesario adecuar la composición para que represente a los virus que probablemente vayan a circular en la estación invernal. Es importante su aplicación ya que el virus de la gripe cambia año tras año. Además, mejora el sistema inmune para defendernos de la gripe, ayuda a tener más respaldo para hacerle frente al COVID-19 y reduce el riesgo de coinfecciones.

Los efectos adversos de la vacunación son poco frecuentes y pueden ser:

  • Leves: dolor, induración (endurecimiento del tejido cutáneo en la zona de aplicación) y rara vez eritema (enrojecimiento de la piel).
  • Generales: Fiebre, malestar, mialgia (dolor muscular).

Estos síntomas desaparecen entre 24 y 48 horas después de la aplicación de la vacuna. Sin embargo, como el contexto actual indica que hay que estar atentos a síntomas respiratorios y fiebre (por sospecha de COVID-19) es importante saber que si no revierten solos, si persisten o se presenta dificultad para respirar a las 48 horas de haberse aplicado la vacuna es necesario comunicarse con el 138 opción 9.

  • Personal de la salud
  • Las personas mayores de 65 años
  • Embarazadas (cualquier trimestre) y puérperas (con niños menores de 6 meses de vida)
  • Niños de 6 meses a 2 años, independientemente de los factores de riesgo
  • Mayores de 2 años hasta 64 inclusive que pertenezcan a alguno de los siguientes grupos en riesgo o tengan alguna de las siguientes condiciones:

    - Enfermedad respiratoria crónica: hernia diafragmática, EPOC, enfisema congénito, displasia broncopulmonar, traqueostomizados crónicos, bronquiectasias, fibrosis quística, asma moderada y grave.

    - Enfermedades cardíacas: cardiopatía congénita, insuficiencia cardíaca, enfermedad coronaria, reemplazo valvular, valvulopatía.

    - Inmunodeficiencias congénitas o adquiridas (no oncohematológicas): VIH, tratamiento inmunosupresor o corticoterapia a altas dosis (≥ 2 mg/kg/día o 20 mg/día de metilprednisona o su equivalente por más de 14 días), inmunodeficiencias primarias, asplenia funcional o anatómica, desnutrición grave.

    - Pacientes oncohematológicos y trasplantados: tumor de órgano sólido en tratamiento, enfermedad oncohematológica hasta 6 meses después de su remisión completa, trasplantados de órganos sólidos o tejido hematopoyético.

    - Otros pacientes: obesos con índice de masa corporal superior a 40, diabéticos, insuficiencia renal crónica en diálisis o con expectativas de ingresar a diálisis en los siguientes 6 meses, retraso madurativo grave en menores de 18 años, síndromes genéticos, enfermedades neuromusculares con compromiso respiratorio, malformaciones congénitas graves, tratamiento crónico con ácido acetilsalicílico en menores de 18 años.

    - Convivientes de enfermos oncohematológicos y de lactantes prematuros con peso al nacimiento menor a 1.500 gramos.