6 errores frecuentes que pueden causarte un accidente doméstico
┬┐Cuántas veces terminamos con cortes, quemaduras o caídas por prestar poca atención o tratar de hacer todo a las apuradas? Los accidentes domésticos son provocados con frecuencia por errores que se podrían evitar fácilmente. Por eso, te mostramos los hábitos más riesgosos que debés prevenir para cuidar tu salud.

Estos son seis de los errores más frecuentes que pueden causarte un accidente en casa:


1
Colocar alfombras que puedan deslizarse al pie de la cama


 
Colocar alfombras al pie de la cama suele ser ideal para protegernos los pies del frío del piso. Sin embargo, si no tienen una textura que se adhiera correctamente al suelo es probable que nos ocasionen un resbalón. Evitá su uso y el de otros elementos deslizables como pantuflas con suelas muy gastadas.

Del mismo modo, es importante chequear que todos los pisos estén en condiciones. Por ejemplo, que las alfombras no estén deterioradas ni tengan pliegues que entorpezcan la circulación y que no haya cables u otros objetos con los que nos podamos enredar.
2
Dejar los pisos mojados


 
"No dejés para mañana lo que podés hacer hoy", dice el refrán, y viene al caso, si hablamos de los resbalones producidos por pisos húmedos. Uno de los errores más frecuentes que cometemos en casa es dejar para después el secado del suelo. Si se volcó agua o entró lluvia por la ventana, es fundamental secarlo rápidamente y con mucha precaución.

Por otra parte, es muy importante instalar agarraderas en la bañera y junto a cada uno de los sanitarios (inodoro y bidet, por ejemplo) para asegurarnos un soporte sobre el cual agarrarnos en caso de posibles resbalones. Al mismo tiempo, para duchas y bañeras es recomendable contar con antideslizantes en el suelo.
3
Improvisar escalones a la hora de alcanzar objetos en estantes
o alacenas


 
Utilizar sillas o superficies improvisadas para alcanzar objetos ubicados en altura es un error frecuente que puede poner en riesgo nuestra salud. Cuando subimos y bajamos es más fácil perder el equilibrio pudiendo ocasionar caídas muy peligrosas. Además, si el objeto en el cual nos sostenemos es inestable podemos terminar en el piso en pocos segundos.

Siempre hay que tratar de guardar todo a la altura de la cabeza y de forma alcanzable. Si necesitamos subir una pendiente o una escalera es muy importante tomarse del pasamanos e ir un peldaño o paso a la vez.
4
Ordenar de cualquier forma el cajón de los cubiertos


 
Muchas personas olvidan lo importante que es acomodar los objetos cortantes (como cuchillos o abrelatas) con el filo hacia abajo o hacia el fondo del cajón. Además, hay que evitar colocar otro tipo de elementos encima, porque pueden impedir la visión directa y provocar que alguien se corte cuando meta la mano.

Un consejo más para evitar cortaduras: alejá vasos y otros elementos de vidrio del borde de la mesa, que puedan caerse y romperse. No es sólo por cuidar tus objetos. Es muy común que nos cortemos mientras limpiamos o que nos clavemos un fragmento que quede en el piso.
5
Colocar de forma insegura ollas y sartenes


 
Cuando los mangos de sartenes y ollas quedan sobresalidos de la línea del frente del artefacto de cocina, es fácil que alguien termine con una quemadura. Para cocinar de forma segura, los elementos que ponemos al fuego deben quedar bien colocados y con los mangos hacia el interior del artefacto. Incluso, es preferible utilizar las hornallas posteriores para evitar derrames de líquidos calientes.

Recordá: no olvides apagar el fuego antes de retirar la cacerola y utilizar agarraderas para protegerte del calor.
6
No chequear con frecuencia el color de la llama de la cocina


 
Utilizar el calefón, termotanque o la cocina cuando la llama que emiten es amarilla es uno de los errores domésticos más graves que podemos cometer. La llama de color amarilla aumenta las probabilidades de un incendio. Por eso, es primordial chequear el funcionamiento correcto de todos estos elementos.

Además, podemos adoptar otras medida de seguridad como cerrar las llaves de gas y hornallas de la cocina al salir del hogar o cuando estemos durmiendo.
Por otro lado, en caso de que alguien fume es esencial chequear que las colillas queden apagadas correctamente en el cenicero.
*La información que se incluye en esta nota fue extraída de la Capacitación en Prevención de Accidentes realizada el 18 de marzo en el Centro de Jubilados y Pensionados La Armonía, en Ituzaingó, provincia de Buenos Aires.

2017 PAMI - Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados