¿SABÍAS QUE LA PREVENCIÓN
ES FUNDAMENTAL PARA CUIDAR TU SALUD?

Tabaquismo

El tabaco es una de las mayores amenazas para la salud pública. Es la principal causa de enfermedad, discapacidad y muerte: mata a casi 6 millones de personas al año en todo el mundo y se estima que la mitad de los fumadores muere de una enfermedad relacionada con el cigarrillo.

Cuanto antes se deja de fumar, más beneficios se obtienen. Sin embargo, nunca es tarde para abandonar el hábito y comenzar a sentirte mejor. Existen tratamientos efectivos para dejar de fumar: hablá con tu médico para que te acompañe en el proceso.

Nunca es tarde para dejar de fumar: prolongá y mejorá tu calidad de vida.

Beneficios que lográs cuando dejás de fumar:

Dejar de fumar no debe ser visto como un momento, sino como un proceso de aprendizaje. El 25% de los fumadores logra dejar de fumar la primera vez que lo intenta.
La mayoría de los fumadores lo logra después de varios intentos. Lo importante es aprender de los errores y no perder la esperanza. Dejar de fumar es posible.

Numerosos estudios mostraron que de 1 a 5 cigarrillos por día aumentan la mortalidad cardiovascular y las posibilidades de desarrollar cáncer de pulmón. Fumar menos siempre es menos dañino que fumar más, pero lo mejor es dejar de fumar por completo.
Recordá que dejar de fumar es lo más importante que un fumador puede hacer por su salud.

Se trata de aquellos que están expuestos al humo del tabaco ambiental y por lo tanto al daño que provoca, aunque no fumen. Esto sucede tanto en niños como en adultos. Por eso es muy importante no fumar en presencia de otras personas.

El tabaco afecta a tu salud y sin embargo no siempre se nota, porque las enfermedades relacionadas van desarrollándose lentamente y tienen un período inicial sin síntomas. Por eso, es importante dejar de fumar cuanto antes y evitar que se instalen los daños permanentes que provoca el cigarrillo.